jueves, 16 de mayo de 2013

Armonía de la palabra y el instinto


Todo fue maravilla de armonías
en el gesto inicial que se nos daba
entre impulsos celestes y telúricos
desde el fondo de amor de nuestras almas.

Hasta el aire espigóse en levedades
cuando caí rendida en tu mirada;
y una palabra, aún virgen en mi vida,
me golpeó el corazón, y se hizo llama
en el río de emoción que recibía,
y en la flor de ilusión que te entregaba.

Un connubio de nuevas sensaciones
elevaron en luz mi madrugada.
Suaves olas me alzaron la conciencia
hasta la playa azul de tu mañana,
y la carne fue haciéndose silueta
a la vista de mi alma libertada.

Como un grito integral, suave y profundo
estalló de mis labios la palabra;
Nunca tuvo mi boca mas sonrisas,
ni hubo nunca más vuelo en mi garganta!

En mi suave palabra, enternecida,
me hice toda en tu vida y en tu alma;
y fui grito impensado atravesando
las paredes del tiempo que me ataba;
y fui brote espontáneo del instante;
y fui estrella en tus brazos derramada.

Me di toda, y fundiéndome por siempre
en la armonía sensual que tu me dabas;
y la rosa emotiva que se abría
en el tallo verbal de mi palabra,
uno a uno fue dándote sus pétalos,
mientras nuestros instintos se besaban.


Julia de Burgos

4 comentarios:

  1. muy buen blog y mejores poesías, me ha gustado mucho, enhorabuena..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y por tu visita y por seguir el blog.

      Eliminar
  2. UN POEMA MUY, MUY ROMÁNTICO. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, puede volver cuando quiera, actualizo con poemas a diario. Un abrazo.

      Eliminar